Síndrome de Mamá agotada - Colchones Dormilife Colchones Dormilife

Blog

08 mayo

La falta de sueño 'daña las vidas de las madres'

Cinco horas de sueño por noche y las crecientes presiones profesionales están dañando las relaciones y la vida laboral de las madres modernas, según descubrió una investigación realizada por la revista Mother and Baby en Londres.

Y es que entre las madres encuestadas, se encontraron, esposas, amas de casa, profesionales estudiantes, hijas y mujeres con muchas responsabilidades al mismo tiempo, y todo esto las tiene al borde del colapso. A esto lo llamaron Síndrome de la Madre agotada, un nuevo mal que aqueja a las mujeres modernas y que tiene en la cuerda floja a la salud mental de muchas madres del globo terráqueo.




Y es que el problema radica en algo fundamental: el sueño. Según el estudio, las madres encuestadas dormían entre cuatro a cinco horas diarias, lo que complica lidiar con las exigencias conflictivas de la vida moderna y afecta directamente su estado de ánimo, volviéndolas irritables con sus hijos y pareja. Eso sin mencionar que más del 70% de las entrevistadas admitieron que la fatiga las ha llevado a no desempeñarse correctamente en sus actividades del día a día.

¿Qué hacer?

Ante la amenaza de este nuevo mal de la vida de la mujer moderna, los especialistas señalan que es necesario que las madres tomen decisiones al respecto ante esta agobiante situación “tratar de hacer todo (hijos, familia, trabajo) y más aun con menos de 4 horas de sueño.

 

1. Lo primero que los especialistas recomiendan es: delegar. Muchas mujeres no encargan sus obligaciones a otras personas pues creen que todo va a quedar mal hecho, y terminan atadas a una agenda que no son capaces de manejar. Por eso, es importante que hablen con sus parejas o familiares y pedirles la colaboración con los quehaceres del hogar y el cuidado del niño.


2. Hacer un “Alto”, también es necesario que las mujeres hagan un repaso de su situación y pidan un descanso o tengan un respiro cuando sientan que han llegado a un límite. El cansancio, la rabia contenida, el estrés y la tristeza pueden generar afecciones peores como la depresión, los ataques de pánico y las crisis de ansiedad. Además, la falta de sueño puede ser fatal y producir accidentes de tránsito, en el lugar del trabajo y en el hogar, poniendo en riesgo la salud y la integridad no solo de la madre sino de bebé.

Ser madre es una de las experiencias más gratificantes que puede tener cualquier mujer, pero no por eso deja de ser un momento de vida lleno de sacrificios, altibajos emocionales y cambios radicales en la vida de cualquier mujer. Ellas saben que no es un proceso fácil, pues deben estar todo el tiempo pendientes de una nueva vida, sin dejar de lado todas las responsabilidades que tenían antes de ser mamás. El cambio en las rutinas, en los horarios de sueño, en la dieta, etc., terminan por golpear sus vidas de alguna manera, afectando su entorno llegando a veces al extremo del agotamiento y a la desesperación.

Por eso, cuando una mamá sienta que ha llegado a una situación donde la maternidad pone en jaque su estabilidad personal, laboral y emocional, debe acudir a un especialista de inmediato. Este le brindará alternativas para combatir este cansancio y la alertará sobre los posibles riesgos de seguir en la misma situación. Habla con tu ginecólogo de lo que sientes abiertamente, y él sabrá dónde remitirte para hacerle frente a este problema.